El Blog de Ana. Bares y más lugares: Vilar – Serra do Courel

Parroquia Vilamor (San Vicente). Folgoso do Courel – Lugo
Si buscamos una aldea típica caurelana, esa es San Vicente de Vilar. Yo diría una de las más bonitas del lugar. Sus pocas viviendas muy arrejuntadas, construidas en piedra comparten incluso el tejado de pizarra.

Entre altas montañas cargadas de castiñeiros, ameixas (ciruelas) y luciendo las encinas sus doradas flores, al paso de las sobreiras (alcornoques), que te saludan en el andar a los verdes castros.

Castro de Vilar

Mientras paseas por sus estrechas rúas, donde al paso poco alzado de la vista, puedes ver los viejos sobrados de madera degastada de los largos y duros inviernos. Una aldea rodeada de sotos centenarios, donde los castaños eran sustento en tiempos de las gentes del lugar.

Entrada a la aldea de Vilar

Una aldea rodeada de altas montañas y próxima al río Lor. Autosuficiente como todas las de antaño. En donde los oficios se aprendía de padres a hijos y todos se ayudaban y compartían los trabajos y que haceres diarios. No faltaba la “Casa do Ferreiro” (herrero).

Casa do Ferreiro Museo etnográfico

Hoy en día convertida en “Museo etnográfico” en donde se muestran a su entrada carros y carretas, ruedas de carro y de molino de todos los tamaños.

Ruedas de carro
Y ruedas de molino (moas)

En el interior los trebellos y aperos del hacer de antaño. Piezas que auto fabricaban para facilitarse el duro trabajo, oficios de herrero, carpintero, ceramista y hasta músico.

Detalles de los aperos de trabajo

A la salida dejas la voluntad y apagas la luz. En los descansos se divertían e incluso trabajando cantaban. Cerquita cuentan con el campo de la fiesta, donde las repichocas llevan la culpa, para celebrar el patrón o cualquier otra fiesta.

Campo de la Fiesta
Rincones de Vilar

Como la que estaban a celebrar cuando la visite, por los anuncios puestos en puertas del lugar y muy merecido homenaje a “Xan de Vilar” festejándolo estaban en Quiroga, músico, poeta, herrero, defensor de la cultura local. Y por tal motivo no pudimos ver el interior del museo, pero para una próxima y no muy distante volveremos a Vilar. Así también os podéis sorprender vosotros cuando lo visitéis.

Fonte da Saúde de Vilar

Una refrescante fuente con aguas de la montaña sacia al caminante, llamada “da Saúde” surte al pueblo con agua, que como todas las gallegas son milagreiras… Y que razón llevan, pues las fuentes son vida en cualquier Vilar.

Siguiendo y acompañándonos el camino con un viacrucis en madera, que nos lleva a Froxán y Vilamor, nos encontramos la “Ermita de San Roque“.

Ermita de San Roque

La conservación de esta Ermita se debe al señor “Xan de Vilar”. Una humilde y rustica ermita, de planta rectangular, con una cubierta de pizarra a dos aguas, sostenida por un armazón de madera.

Detalles de la Ermita de San Roque

Cuenta en sus paredes interiores, con unas pequeñas pinturas de origen desconocido y con una inscripción en gallego difícil de encontrar. A su entrada un pequeño porche, por la prolongación de los muros laterales y de la techumbre que protegen a la campana, que hay a la entrada de su puerta.

Pinturas de origen desconocido con inscripción en gallego

Su patrón San Roque, junto a San Sebastián. Comparten el cepillo de la Ermita que dice:

San Roque y San Sebastián
patrones de Vilar.
Que nos libren de todo mal.
Pestes y enfermedad.
El río Lor desde el Castro de Vilar
A escasos metros, arranca un sendero que baja a Froxán y unos pasos más adelante, sobre el promontorio del “Monte Penido”. Esta el “Castro de Vilar“.
Castro de Vilar
Un asentamiento prehistórico construido en el siglo I d.C. encima de un espolón, de uno de los meandros del río Lor. Concebido para el aprovechamiento de los recursos auríferos de la zona y como fin defensivo.
Detalle de las murallas defensivas
Era inexpugnable por las fuertísimas pendientes naturales, salvo por el sur. Para garantizar por este lado la defensa, construyeron cuatro fosos y contrafosos o murallones y tres torres. Las caídas pronunciadísimas del espolón, limitaba mucho la superficie habitable del castro.
Detalle de la zona habitable
Y lo solucionaron construyendo varios niveles de murallas a modo de bancales, que soportaban los materiales de relleno para ampliar el espacio habitable. Actualmente se encuentra en mal estado de conservación, siendo uno de los Castros más grandes de O Courel. Está incluido en el catálogo de elementos del patrimonio cultural y natural del Parque geológico, montañas do Courel.
Leyenda del cartel informativo del Castro de Vilar
Cerca de este a 900 metros al sur, hay otro yacimiento, el “Castro de Tabuada” de condiciones similares.
Rutas da Serra do Courel
– Ruta de senderismo entre las aldeas de Froxán, Vilamor y Vilar
Vilar

El orden de la ruta es indistintamente y ya que estamos en Vilar, donde podemos partir. Tiene un recorrido de 9.200 metros y dificultad media, el tiempo que nos puede llevar es de cuatro horas. ¡Claro! si no te paras a contemplar el paisaje o fotografiar todo lo que te encuentras al paso, que es un sinfín de preciosidades…

Por el pueblo de Vilar

Partiendo desde Vilar a Froxán, atravesamos el “Souto de Vilar” pasando la “Ermita de San Roque” y antes de empezar a descender cara al río Lor, contemplamos el paisaje de la cuenca del río desde lo alto.

Un vistazo desde lo alto del Castro

Atravesamos el río por “A Ponte do Bao” pasando numerosas sobreiras, mezcladas con castaños para llegar al pueblo de Froxán.

Froxán

Del que ya os conté de su fiesta de la “Pisa da Castaña de Froxán” ¡en este enlace lo podéis ver!

Menú de castañas al estilo Pisador

No estando en fiestas, podéis reposar y refrescaros en la “Fonte do Milagro“.

Fonte do Milagro en Froxán

Para proseguir el camino a Vilamor, por un tramo de carretera pasando por hermosas vistas de la cuenca del Lor, piñeiral de Abraido, el Souto, para llegar al pueblo de Vilamor. Ver su arquitectura popular y religiosa la bonita Iglesia de San Vicente del siglo XVIII. Junto al único hórreo que se conserva en buen estado en O Courel.

Iglesia de San Vicente y Hórreo del lugar

Allí se celebra la recuperada fiesta del “baile dos Toxos” por San Vicente. Que se celebraba antiguamente en el interior de las cuadras, con el suelo cubierto de toxos, por las grandes nevadas que antes se producían en los meses de invierno, sin poder sacar el ganado. Y de esa forma no estropeaba las fiestas. Lumeee… ¡Hasta otra!

Tesoros das Fragas do Eume. Monasteios y Castillos entorno al río Eume

Parque Nacional Fragas do Eume
¡Uno de los bosques atlánticos de ribera más hermoso que conozco! El río Eume desde su nacimiento en a Serra do Xistral (Abadin). Trascurre labrando a su paso parajes encantados y profundos cañones. Dejando un paisaje de verdes mantos de musgos, que forman junto a una gran variedad de árboles a su ribera este bosque encantado.

Fragas do Eume

Estacionalmente transformándose y regalándonos un sinfín de colores. Una joya en la que habita multitud de especies animales y vegetales. Un bosque que nace del río Eume en la espesura del Xistral. Bañando en su parte final, al “Parque das Fragas do Eume” con sus aguas dulces, con matices verdes y azules para alcanzar y buscar la proximidad de la costa.

El Eume

Y transformarse en su último viaje en ría con agua salada. Alcanzando el mar como cuenta la leyenda.

El primer tesoro que te puedes encontrar y el que más popularidad tiene es el “Monasterio de San Xoán de Caaveiro“.
Monasterio de San Xoán de Caaveiro
Monasterio de San Xoán de Caaveiro

Las Fragas del Eume esconden lejos del mundanal ruido, en el corazón del parque natural. La entonces villa de Calavario, topónimo que indica la presencia de rocas graníticas. Y lugar que acogió a partir del siglo IX el Monasterio de San Xoán Bautista. Situado en una colina granítica, rodeado del río “Eume” y “Sesín” que discurren a su pie. Y como adorno, un sinfín de verdes Fragas con castaños, avellanos, acebos y robles centenarios. Una belleza de bosque atlántico que podemos visitar.

Río Eume

Para llegar al monasterio, se puede hacer el camino disfrutando de la espesura del bosque y de las aguas del río Eume. Con los susurros de su leyenda… Una disputada carrera para llegar al mar, del que nacieron dos ríos más, el Sor y el Landro en a Serra do Xistral. Te trasporta a un misterioso bosque habitado por seres mitológicos con duendes o meigas y multitud de leyendas creadas en su entorno. ¡En los siglos que lleva allí construido y no lo conoces!

Pozo da Figueira

Partiendo del coto pesquero de Ombre, cerca de Pontedeume, comienza el camino más cómodo a la vera del río. En este camino te vas a encontrar varios puentes y saltos salmoneros en el paseo, a poca distancia del puente de A Figueira, ya se alcanza a ver el barroco campanario, de “la Iglesia de Santa Isabel” dentro de los muros del ancestral Monasterio.

Campanario de la Iglesia de Santa Isabel de Caaveiro

Cuenta la historia que se conoce… Que fue construido en el año 936 como monasterio benedictino, por San Rosendo. Existiendo con anterioridad y abandonado en 1896. Antiguamente existían dos iglesias y con los restos de una se recompuso la otra.

Interior de Santa Isabel

La iglesia actual de “Santa Isabel” es románica de finales del S.XII. Situada en un promontorio que se ve nada más llegas a la escalinata, que da acceso al arco de entrada.

Entrada a la portería alta y Torre-Campanario

Sobre la que está la Torre barroca, ausente de campanas y a su lado se ve, el exterior del ábside. Lo que más me asombro, es que todo el conjunto está adaptado al medio.

Vistas desde la Casa de los Canónigos

Ya dentro, puedes comprender la meditada situación, que los monjes buscaban. Situándose en los mejores lugares para la oración y contemplación…
Los edificios existentes del Monasterio son:

  • Las Casas de canónigos de portería alta.
  • Sacristía
  • Iglesia de la visitación y de Santa Isabel (S.XII)
  • Torre – Campanario
  • Sótanos abovedados
  • Caballerizas
  • Casa do Forno (en donde se encuentra una actual taberna).
Desaparecieron el alprende, hórreo y el colmenar, entre otros edificios.
Puente sobre el río Sesín
Una bajada al rio Sesín para descubrir los restos de uno de los muiños, que guarnecían al monasterio. En un entorno lleno de cascadas y saltos de agua, que provoca este rio, que entrega aquí sus aguas al Eume. Al pie del risco monacal abrazan los dos al monasterio.
Ponte Sesín
Atravesando el Sesín, por un puente de piedra con gran arcada. Parten varios caminos que se usaban para llegar al Monasterio. El más antiguo un camino medieval, utilizado por los frailes. Es un sendero bastante pendiente que lleva As Neves y con un ramal que va a la “Iglesia de Santiago de Capela“.

Otro acceso, es desde “la Central Hidroeléctrica del Eume” en As Neves también. Y el más cómodo es el “Camiño dos Encomendeiros“. Que se puede utilizar a la vuelta por la otra orilla del Eume.
¡Otra visita espectacular! a un tesoro apartado y un poco oculto del paso del tiempo, que casi se diría olvidado, en cuanto a conservación… También reside elegante en las Fragas, es el “Monasterio de Monfero”.

Monasterio de Santa María de Monfero
Santa María de Monfero

Cuando te adentras en las Fragas do Eume, al sur del parque, por el portal encantado de Monfero, sigues asombrado de la continuidad de un gran bosque milenario. Además de la belleza paisajística descubres monasterios perdidos, como el de “Santa María” localizado en “San Fiz de Monfero”. En un valle apartado, donde nace el río “Lambruxo” afluente del Lambre, que discurre entre las Fragas del Eume y del Mandeo. Un río recién nacido en estos parajes, en una zona tremendamente boscosa.
Este Monasterio cisterciense, fue fundado por el Rey Alfonso VII a principios del S. XII fue reformado posteriormente en el S. XVII, predominando el estilo barroco.

Fachada principal ajedrezada

Su llamativa fachada principal, en donde destaca la decoración con ajedrezado. Con piezas de pizarra incrustadas en el granito, enmarcadas entre columnas de orden corintia. Sobre la que se alza una imponente torre-campanario. En su interior guarda los sepulcros de la familia de los “Andrade” en el altar mayor.

Sepulcro de Nuño Freire de Andrade (1431)

Se encuentran los sepulcros góticos de “Nuño Freire de Andrade” y su hijo Pedro. Vestidas como caballeros medievales y armados, acompañados de ángeles y perros símbolos de la felicidad. Tiene tres claustros en estado ruinoso, que no son visitables en este momento.

Fachada exterior de uno de los claustros

Fue uno de los más poderosos Monasterios de Galicia. Su origen es altomedieval, queda en decadencia en el S. XIX por la exclaustración y posterior ruina del monasterio.
En el entorno natural cercano, podemos ver tres Puentes medievales de un solo arco. Todos del siglo XV. A “Ponte do Dez” sobre el río Frai, “Ponte de San Paio” sobre el río Lambre y el “Ponte das Travesas e Vilarboi” en el río Lambruxo.

Fiestas en Monfero

  • Festa do Grelo” en O Canedo en Febrero.
  • Romería de Cela” a principios de julio en el Monasterio de Monfero.
  • Romería dos Remedios” en septiembre en O Canedo.
Embalse del río Eume
Embalse del Eume
En un profundo cañón que forma este río, con fuertes pendientes desgastadas por la erosión y en pleno corazón de las Fragas. Es un marco ideal de naturaleza, modificada por la mano del hombre. Convirtiendo este cañón en un embalse que recogen las aguas del rio Eume. Es uno de los dos que tiene el río. Un paseo desde el Monasterio de Monfero nos lleva al pie de este impresionante embalse, para conocer las riberas inaccesibles de estas Fragas. Lo puedes conocer desde el agua. Una empresa de kayak establecida allí, los alquila. Partiendo desde un pantalán puedes alquilar una embarcación para recorrer los 15Km. del embalse navegando.
Castillo de los Andrade/Campolongo/Castillo de Nogueirosa
Castillo de Nogueirosa

En la parroquia de Nogueirosa sobre la Peña Laboreira está el “Castillo de los Andrade” defensa natural de la ría de Ares y dominando el territorio de las Fragas do Eume. Levantado sobre una antigua fortificación del S. XII que perteneció a los Monjes de Sobrado. En el S. XIV fue construido por “O Bo” de los Andrade. Estuvo sometido a numerosas revueltas Irmandiñas y leyendas. Destruido en el año 1467 en la segunda revuelta Irmandiña y vuelto a construir. Pasados tres siglos, pasó a los Condes de Lemos, después a la Casa de Lerma y en el S. XIX fue restaurado por orden del Duque Alba, que era el propietario del Castillo. Una Leyenda cuenta que estaba comunicado con el Palacio-Torreón de los Andrade situado en Pontedeume en la desembocadura de la ría.

En este enlace podéis ver “15 Castillos en las Rías de A Coruña“.
Dónde comer en las Fragas do Eume

Una variedad de tabernas y cantinas del Eume te puedes encontrar en el recorrido por las Fragas. ¡Que estamos en Galicia! Un ejemplo por citar algunas visitadas.

– “Restaurante Andarubel”
Pechuga de pollo relleno de queso de A Capela, pasas y trompetillas de la muerte

En la misma entrada del coto pesquero de Ombre, pegadito al río Eume. Con unas asombrosas vistas y un menú elaborado.

– “Taberna de Caaveiro”
Con cañita en las Fragas

Situada en el interior del Monasterio de Caaveiro, ocupa las antiguas dependencias de la “Casa do Forno”. Una taberna con muchos posibles, con variedad de bocadillos, tostas y postres caseros. Como ejemplo una “Tosta de queso mantecoso, con algas y mermelada de pimientos” que acompaño a una cerveza fresquita, están de rechupete. Con refrigerios en el descanso de las rutas, que conducen al él. ¡Están que se salen y con pincho de cortesía! Y vistas, en un día soleado en la pequeña terraza a su entrada.

– “Bar Pila da Leña”
Callos

Una pequeña tasca de pueblo, en donde la comida casera es rica y generosa. También por encargo te preparan comidas para grupos. Situada a poca distancia del Monasterio de Monfero.

– “Casa Juan”

Un referente en cuanto a cocidos se refiere. ¡Están espectaculares! situado también cerca del Monasterio de Monfero.

¡Gracias por leer mi Blog!
Me puedes seguir en redes sociales.
Facebook, con mis dos perfiles = Ana Bares Lugares y Bares y más Lugares.
Aaahhh… Y también en Instagram.

A Ciadella. Campamento Romano. Santa María de A Ciadella – Sobrado, A Coruña

Esta historia comienza en Galaecia en el 61a.c. Que es conquistada con las tropas de Julio César, que desembarca en Brigantium (A Coruña). Las inmensas reservas de oro y estaño del pueblo Galaico, son una atractiva y poderosa razón para los romanos que la conquistan definitivamente a finales del siglo primero.

Campamento romano a Ciadella

Para administrar esa riqueza se hizo necesaria la presencia de control del correo, que se transitaba por las vías romanas entre las ciudades más importantes del norte al sur de la Galia. Con la presencia de campamentos romanos para controlar el tráfico de las principales ciudades.
Transcurría el siglo I D.C. cuando decidieron, que en la Via XX del itinerario de Antonino. También conocida por “Per Loca Marítima“, hacía falta un control de las comunicaciones entre Brigantium (A Coruña) y Lucus Augustti (Lugo).
Pronto una unidad militar Romana se asentó en la Parroquia de Santa María de A Cidadella, en la aldea de “Igrexa”. Con las órdenes frescas de la construcción y asentamiento de un campamento romano que controlara esta zona.

Vista del Campamento de Ciadella

La situación estratégica y de paso en una altiplanicie, entre los ríos Cabalar y el río Pequeño, al oeste del Monte Corda y habiendo estado habitado anteriormente el lugar. Era ideal para colocar los primeros barracones, para resguardar del clima a la tropa romana.
En una zona de montaña donde se localiza próximo el Monte Campelo, con 811metros sobre el nivel del mar, la máxima elevación de toda la provincia de Brigantium era una zona fría y húmeda, pese a todo un lugar de paso de mercancías y un punto importante.
Y en el año 123 se situó en este paraje la unidad militar de Cohors I Celtiberorum. En donde más de 500 hombres de infantería de asalto y caballería, defenderían esta posición.
Bajo el mando de este destacamento estaba el oficial “Praefectus cohortis”. Esta unidad era originaria del norte de África en Mauritania Tinginata, en la época de Adriano.

Cuando se asentaron decidieron edificar el recinto del “Castrum“. De planta rectangular, redondeado las esquinas para mejor protección de este. Siguiendo el modelo tipo de otros campamentos y ocuparon una superficie de 2,40 ha.
Muralla defensiva
Este, al igual que los otros modelos tiene dos calles principales que se cruzan. El “Via Principalis” que va de norte a sur y el “Decumanus Maximus” de este a oeste. Lo que divide el campamento en cuatro partes iguales. Y en la intercesión está el “foro”. En este caso se sitúa el edificio del “Principia” o cuartel general que se acede desde la Via Principalis, por una gran puerta de dos hojas “Principalis Dextra” franqueada por dos Torres.

El Campamento

Son cuatro puertas las que dan acceso al interior y se construyen puertas secundarias también importantes en el campamento de A Ciadella, como el “Intervallum Dextra“. Otro gran edificio que se construye al este es el “Praetorium” o casa del jefe de la guarnición. A las construcciones y patios se les coloca desagües que conducen el agua al exterior y a la Via Principalis. También se construye un lugar para lo religioso y sacro el “Aedes”.

Muralla exterior restaurada

Para defensa del campamento, los ingenieros construyeron una Muralla de piedra de 3m. de ancho, con varias Torres defensivas, las cuales les permitía ver todo el entorno.
Para complicar más el acercamiento a esta, construyeron un foso paralelo en forma de V para ponérselo más difícil a los invasores.

Vista interior del muro defensivo

Sobre la parte superior de la muralla, un paso de ronda protegido por un murete almenado, rematado este con piezas de granito de sección semicirculares para mejor protección.

Las Torres sobresaliendo cara al interior, medio metro. Otra táctica defensiva fue la colocación de estas torres en varios puestos de vigilancia en el exterior del Campamento.

Trabajos arqueológicos

Uno de ellos conocido como “Medorra de Fanegas” ya casi en el límite de la Parroquia de Présaras. Estaba construida la Torre como indica su nombre (Medorra o túmulo) sobre un “túmulo funerario” de tierra que se elevaba favoreciendo la visión. Estaba rodeada de un anillo perimetral y una coraza de piedra que cubría la parte superior. En el interior estaba cerrada una cámara megalítica de pequeñas dimensiones.

Campamento sin estudiar

Y sobre el túmulo colocaron la construcción rectangular de su Torre. Pues estas tierras ya fueron pioneras de otras sociedades campesinas que habitaban este territorio. Y se supone que los lugares habitados, no estaban lejos de donde se encontraban estos túmulos.

Los inviernos fueron pasando…

Los inviernos fueron pasando hasta que este destacamento recibe nuevas órdenes y en el año 395 ya a finales del siglo IV. El destacamento de “Cohors I Celtiberorum” marcha con todos sus soldados romanos del lugar. Para Julióbriga (Retortillo en Cantabria). Una de las ciudades romanas más importantes de Cantabria.

Campamento Aquis Querquennis

En la Galia también estaba asentada otro campamento. Su asentamiento atraía por la belleza del emplazamiento es “Aquis Querquennis” en donde se situaba a Decimo Junio Bruto, apodado el Galaico. Este emplazamiento estaba vinculado con una de las leyendas de la mitología clásica, entre mito y suceso verídico… El mito de “Lethe o el Río del olvido” en este caso el Río Limia, confundido con el del olvido, que tenía propiedades mágicas, provocaba pérdida de memoria a quien bebiese de sus aguas. Este Campamento también situado en la Via Nova guarda otra historia muy parecida a la de Ciadella. ¡Y quien sabe! Si cada vez que las aguas del Río Limia cubren los restos de “Aquis Querquennis” el olvido hace desaparecer la historia en el tiempo, para recuperarla de cuando en vez… Esa, os la cuento para otra ocasión.

Ciadella

Una vez caído el Imperio Romano es reocupado el “Campamento de A Ciadella” por civiles germánicos. Pero esa es otra historia…
Pasan los siglos hasta que en 1935 comienzan las primeras excavaciones. Encontrando restos cerámicos, monedas, vidrio, tejas con marcas legionarias… Y a las piedras que nos hablan de esta historia que os acabo de contar, resumida y que tiene un seguirá… En la actualidad aún siguen con las excavaciones para seguirnos contando más historias… Aaaahhh… Se puede visitar el Campamento.

Detalle del muro restaurado por su cara exterior

Os dejo las coordenadas N  43º 05´ 03.0″  W  8º 02´ 37.0″Que ver cerca

  • Santa María de Ciadella
Santa María de Ciadella

En los terrenos del Campamento pegadita a este, fue acabada de construir en el año 1225 (S.XIII) la actual iglesia de “Santa María de Ciadella“.

Entrada a la Iglesia de Santa María de Ciadella

En su construcción y posteriores reformas fueron encontrados restos de lapidas y piezas arqueológicas romanas. En la actualidad no se conserva la fábrica altomedieval primitiva, que fue sustituida por un templo románico a finales del S.XII.

Cruz Antefija de Santa María de Ciadella

De planta rectangular, destaca en el exterior del ábside, en el remate una “Cruz Antefija“. Y en el frente de la iglesia, una puerta adintelada con un arco semicircular, rematando con una espadaña.

Cruceiro y Capilla de Santa María de Ciadella
Cruceiro de Santa María de Ciadella

En su cercanía una pequeña “Capilla y Cruceiro” rodeado con un bonito “hórreo” y un “lavadero” donde tiene lugar la romería.

Hórreo lugareño de Ciadella en la aldea de Igrexa

Para más información Hórreo Ciadella en este enlace.

Ruta da Carballeira da Casa do Gado

Casa do Gado (puerta norte)

A 500 metros de la Laguna de Sobrado. De uso privado está el Pazo do Gado, atravesado por el Camino Real lo que permite su visita. Y ver la Carballeira en donde se mezclan centenarios robles, castaños y abedules. En la puerta norte del Pazo destaca los cuatro “fresnos da porta” también centenarios.

Laguna y Monasterio de Sobrado dos Monxes

Monasterio de Sobrado dos Monxes
En donde destaca la joya del barroco Gallego. Su historia comienza cuando el poder de la nobleza Gallega medieval, está en su apogeo en este territorio. Entre los Condes de Présaras primero y los de Traba después. El origen del Monasterio empieza en el año 952 (S. X) cuando Hermenexildo Alvitez y su esposa Paterna, Condes de Présaras. Donan en mayo de 952 al Monasterio muchas de sus posesiones, aldeas, tierras, montes y agua.
Más tarde en diciembre del 966 añaden nuevas aportaciones. El pueblo de Sobrado, con las casas, varias parroquias, monasterios y gran cantidad de ganado, etc… Una época de riquezas y un gran dominio de territorio que abarcaba hasta la costa. En este Enlace.
Campamento romano de Ciadella
  • Información obtenida de a Ciadella en:
– Pagina web del Concello de Sobrado dos Monxes.
– Paneles informativos en el Campamento de A Ciadella.Dónde comer cerca

Donde comer cerca. Casa Manolo

Cocido de Casa Manolo, en As Cruces
Tratándose de cocidos este es un referente por la gran fama merecida pasando a generaciones familiares. El bar está situado en As Cruces, una Parroquia de San Xiao de Grixalba, a poca distancia de Sobrado dos Monxes. Y por donde pasa el Camino a Santiago.En este Enlace.
¡¡Gracias!!
Nos vemos en redes sociales
Ana Bares Lugares 

O Foguete, siete platos caseros, en San Salvador de Pacios da Serra, Quiroga Lugo

Entre viejas montañas tapizadas por el verde de sus centenarios castaños, con paisajes de insinuantes curvas. Por caminos hasta hace poco casi escondidos. Esta “Pacios da Serra”.

Siete platos y más

Antiguamente “Pacios de detrás da Serra” pues visto desde Folgoso do Courel, queda detrás de la Sierra, que los separa y del Concello al que pertenecía antes. Olvidado y ya casi vacío de población, por la cantera cercana de losa (pizarra). Aun forma parte de la belleza infinita del Courel.

Pista a Pacios da Serra

Si tienes la suerte de vivir cerca, de estos sitios paraíso. Sabrás de él. Si no, es difícil dar con este bar. Pero afortunada el tener amigos, que de vez en cuando te cuentan de estos templos gastronómicos en plena naturaleza, con cocina casera, que es un ¡espectáculo de sabor!

Souto de castaños

Para hacer este post estuve esperando al invierno… Más concretamente a la temporada de castañas. Cuando son recogidas para hacer un asado con jabalí de película. Que me dijeron que preparaban por esta época. Cuando descubrí O Foguete (Casa Maribel) fue en el verano, después de alucinar con su cocina y de su casa. Espere, ya entrada la temporada de cocidos, para poder presumir dándooslo a conocer este bar en la montaña Luguesa.

¡Al grano! Que lo que esperáis, es ver el gran pase de ricuras, que desfilaron en O Foguete.
Aaahhh… Os recomiendo, que de ir llaméis con antelación porque os podéis quedar sin mesa…

Iglesia de San Salvador, conserva vestigios medievales

Una estrecha pista, a las faldas de la montaña, te lleva a la pequeña aldea de Pacios da Serra.

Pacios da Serra

Con tradicionales casas, rematadas con tejados de pizarra y maderas desgastadas en sus balcones, por el frio invierno y el achicharrante calor del verano. Maderas con encanto, del buen hacer de la sabiduría popular. Para  adaptarse en plena naturaleza, viviendo del sustento de la tierra. Del saber, que ella nos trasmite, aunque ahora no la sabemos escuchar…

Entrando en Pacios (dos estaciones)
Casa Maribel

Pasado un pequeño puente, para salvar un arroyo de montaña que transcurre entre las casas. Hay un holgado hueco, donde dejar los escasos cuatro coches que pueden aparcar al pie de “Casa Maribel”. ¡Pero tranquilos! Que siguiendo por la estrecha rúa, entre las pegadas casas del pueblo. Hay una zona de aparcamiento más… ¡Os avise, que estamos en la montaña! Y ahí radica también el encanto de este lugar.

Bar O Foguete

Un letrero de madera tallado, te indica en cuál de las casas está el bar. Pero creo que siguiendo la humeante chimenea enseguida aciertas. Una puerta con dos hojas te da paso al comedor. En donde seguro que ya un grupo de personas, sentadas en las largas mesas compartidas y vestidas con coloristas hules, dan cuenta de las ricuras que vas a compartir.

El comedor de Casa Maribel

Asentados en la mesa, arrimados a un grupo de personas que llegaron antes. Nos encontramos los platos colocados y la pregunta que te hacen es… ¿Qué vais a beber? Contestada la pregunta con “vino y agua” ya solo tienes que dejarte hacer.

Pan y vino

Al momento el agua y el vino de la casa, lo colocaron en la mesa, junto con el pan. Un bollo gallego. Todo dispuesto para la sorpresa que nos esperaba.

Primeros

En breve trajeron tres fuentes con los entremeses o primeros. Siii… Oísteis bien ¡primeros!

Ensaladilla

Los ojos los tenía como platos, la compañera de mesa se rio. ¡Tranquila, que así se me pusieron a mí! Sin duda era la primera vez que como nosotros estaba en el bar.

Salpicón

Y estos entremeses tenían bien llevados el nombre. Porque parecía que fuera para varios meses… Jajajaaaa…

Los primeros en desfilar, unos “entremeses variados” una fuente con “salpicón” y otra bien grande de “ensaladilla”.
Entremeses

Toma yaaa… Aquí hay que hablar en ¡plural y superlativo! Jajajaaa… Todo rico. Había que plantearse la “técnica degustación”. Para poder catar, todo lo que nos esperaba, al ver los segundos de los compañeros comensales…
Pronto, otra fuente apareció en la mesa. Con “truchas” acompañada de “tortilla y pimientos asados”.

Truchas con tortilla y pimientos asados

Muy rico todo, en especial las truchas. Aun no habíamos acabado cuando nos ofrecieron repetir. Uuufff… ¡Va a ser que no, gracias! Vistos los siguientes platos que desfilaron, por el comedor me reserve para lo que venía. ¡Me lleno más el ojo!

Solomillo en salsa de pimienta

Dicho esto y sin tiempo de tomar un resuello, nos pusieron “solomillo en salsa de pimienta”. Con una pinta espectacular y muy rico, estábamos haciendo acopio del solomillo y apareció la estrella para mí. Y para la que me reserve, el “cabrito asado” con guarnición de patatas y una “ensalada de lechuga y tomates”.

Cabrito asado

¡¡¡Escandalo!!! Esto es un escandalooo… Jajajaaaa… Espectacular, no me corte y a la pregunta de… ¿Si queríamos repetir? No lo dude… Siii… “Foguetes” de fiesta, son lo que se merece la cocina de Maribel.
Bueno vamos a hacer un recopilatorio de los platos degustados:

Entrantes variados
Ensaladilla
Salpicón
Truchas
Tortilla con pimientos asados
Solomillo en salsa de pimienta
Cabrito asado
Ensalada de lechuga con tomates

 

Aaahhh… Contaros que en temporada (Octubre-Noviembre) podéis tomar en vez del cabrito “jabalí con castañas” y por encarga “cocidos”. El jabalí no me dio tiempo a catar todavía pero ya caerá…

¡¡Vais tomando nota!!

Algunos de los postres

Pues ahora toca los postres. Siii… No podía ser menos ¡también en plural!

Tartas variadas

Unas fuentes con varias tartas, que venían rulando de los comensales de la mesas, casi llegaron a nosotros vacías. Pero no pasa nada, enseguida aparecieron con unas tartas enteras. Donde tú te sirves a gusto, las veces que quieras y quedan en la mesa.

Ricuras variadas a degustar
Más ricuras bizcochadas

Os voy a poner la lista a degustar:

Tarta de piña
Tarta de queso
Flan de café
Queso del País
Bica
Bizcochos variados
Piña en almíbar
Queso del País
A la rica piña para el niño y la niña

Casi nada, el queso tenía por lo menos cuatro kilos, muy rico. Como todos los demás dulces ¡todos caseros! Esto es una “bacanal gallega” un espectáculo de sabor y color por toda la mesa. Entre risas, comentarios y caras de alucine.

Café de pota con chupito de licor café y gotas

Que no dais crédito a ver ni a comer todo. Compartimos entre charlas los “cafés de pota” que no podían ser menos… Vinieron en cafeteras termo de litro para cada grupo.  Estaba muy bueno. Por supuesto el café, acompañado de “caña” para las gotas y “licor café”.

Con detalle

¡¡¡Una fiesta Gallega total!!! Solo faltaban los puros y gritar ¡viva la cocinera!

Seguro que estáis echando cuentas de lo que pudo costar.
Esto es lo mejor. Todo lo que visteis en las fotografías, con vino de la casa para dos personas 30€.
Repetimooosss…
Pacios da Serra

Otra visita a “Casa Foguete” para probar su famoso “Jabalí con castañas” ¡nos salió en cocido!
En esta ocasión, un gran grupo que ocupaba casi todo el comedor tenía encargado un cocido para este día. Casa Maribel, es una grata sorpresa gastronómica cada vez que la visitamos. Y en el hueco que quedo lo ocupamos unos pocos más, que compartimos el encargado menú del día

Pan y vino

Preguntado que íbamos a beber, nos sentamos cerquita de la puerta que daba al corredor (galería) en un soleado día de invierno.

Sopa de cocido

Para esta ocasión empezamos con una “sopa de cocido” muy rica servida en su sopera plateada, que brillaba por los reflejos del sol que entraban por la ventana. Degustada la rica sopa, sirvieron el “cocido” en cuestión.

El cocido propiamente dicho

Servido en una fuente la carne, con poca variedad todo sea dicho… Eso sí, estaba muy rica y no se cortan en preguntarte si quieres repetir.

Con detalle

Para empujarlo vino de la casa y en esta ocasión pan de barra… Dando cuenta del banquete invernal, el comedor era una bulliciosa fiesta de amigos festejando. Y si viniste sin grupo, enseguida compartes risas y haces amigos. Por cierto la verdura era “repollo” tierno y sustancioso. ¡Vaya! que el jabalí quedara para la próxima estación de castañas… O me imagino que por encargo…

Cabritooo…

Aun no terminado el plato nos anunciaron que si queríamos había “cabrito asado” y ¿si nos apetecía?Apuradamente plante el cocido en cuestión y conteste un contundente. ¡Sí!
Una pequeña fuente apareció con unos trozos de suculento “cabrito asado” que para este siempre tengo un hueco… Jajajajaaa…
Más “cabritos” se sumaron al menú de cocido… Y pronto entraron en escena los postres.

Ricuras novedosas

Que esta vez también desfilaron las mismas ricuras dulces, que os mostré arriba. Con la variante de que el queso esta vez era tipo castilla. Y había a mayores “tiramisú” y “rosquillas“.

Ricuras dulces

Después de la sobremesa, los cafés con chupitos y las gotas para bautizarse el que gustase.

Café de pota con chupito de licor café, haciendo la rosca…

Una grata locura gastronómica que todos festejamos, de tener a mano unos “foguetes” también ¡se le echaban!

Desde el corredor (galería) de Casa Maribel

Este post (publicación) lo estuve demorando para el “deseado plato de jabalí con castañas“. Además de contároslo por estas fechas, en donde lo podéis aprovechar mejor por el frio del invierno. Para los impacientes ¡que los hubo!… Y que les tardaba la publicación ¡ahí os queda!

Para poder disfrutar de otro de los sitios con ¡¡siete platos o más!! Aaaahhh…
El total en esta ocasión ¡tenía un plus! Por el cabrito. Lo degustado para dos personas costo 36€. Creo que este Bar lo estáis apuntando Yaaaa…
En la misma puerta do Foguete
Os dejo las coordenadas, pero al llamar Maribel os explica como mejor llegar a “Casa Foguete“.
En Pacios da Serra, 14  Quiroga – Lugo.
 43º 33´ 16,6″ N   7º 09´ 50,3″ W
  • Que ver cerca
– La Sierra de O Courel
Está atravesada por el río Lor en unos parajes naturales de gran belleza, tapizados de brezos y robles. Montes de castaños y encinas. Una maravilla de paraíso, para hacer senderismo y contemplar la naturaleza. Sus cumbres más altas las de Formigueiros, Montouto y Pía Paxaro.

– Penas Rubias

Penas Rubias

Una de las mejores pruebas de choque de placas, es el pliegue del Courel. Formado normalmente en zonas profundas de la corteza terrestre. Pero en determinadas ocasiones la erosión y los movimientos tectónicos, hacen que se puedan contemplar saliendo a la superficie.

– Ruta de Vilamor y Froxán

Vilamor

La primera, conserva el único hórreo del Concello y también cuentan con un recuperado y antiguo horno de cal, pasa través de un centenario Souto de castaños. La de Froxán famosa por su fiesta de “A Pisa” de la Castaña, de la cual ya os Hable AQUÍ.

– Ruta de las abejas del Courel

Érbedos (madroños)

De unos 5,5 km. Fácil recorrido de dos horas. En donde los paisajes repletos de un sinfín de colores, mimosas, xestas, érbedos (madroños) dependiendo en la estación en que la visites. En primavera las abejas recogen el polen. Protegidas las colmenas por los albares (albarizas) con fuertes muros antiquísimos para protegerlas de los osos.

– Ruta Río Quiroga

En ruta hacia el Valle del Río Quiroga

Ruta circular que recorre una parte del Valle del Río Quiroga. Desde Campos de Vila hasta Casa do Vello. En el punto de partida, destaca la “Casa do Conde”. Saliendo enlazamos con la carretera que va a “Penas Rubias y Pacios da Serra” en un desvió también podemos ver “Ferraría de Quinta” y la aldea “Da Toca”. Situada a la vera de un meandro del río Quiroga, es una aldea muy curiosa nada parecida a las de la zona. Se nos revela muy misteriosa y su nombre, por una pequeña explotación de oro y hierro a cielo abierto. Esta también fue explotada por los romanos como casi todas las de la comarca.

Madroños
¡Acordaros de contarme si vais! En redes sociales o en el post que está falto de comentarios
¡¡¡Gracias Ana Bares Lugares!!!

Del blog de Ana. Bares y más lugares. Pisa da Castaña. Froxán, Folgoso do Courel, Lugo

XX Edición de Tradición e Cultura

En uno de los pulmones de Galicia, donde las montañas se tocan mostrando idílicos parajes de insinuantes curvas, donde la tranquilidad invita a la relajación. Está, una de las más bellas Sierras Gallegas. A “Serra do Courel”.

Menú do Pisador

En sus viejas montañas desde que sabemos, se asentaron en sus cuevas el hombre. Cuevas que por leyendas también habitaron los “mouros”. Un mundo mágico que todavía existe, en el interior del Courel.

Lugares en Froxán

Más tarde con la llegada de los celtas, se forman “Castros” que perduran. Hasta la llegada de los romanos, que también supieron sacarle provecho… Extrayéndole el codiciado oro. ¡Por si solas son un tesoro natural! Aun en día explotado…

Rutas desde Froxán

La otra cara más gentil es disfrutar de la infinidad de rutas de senderismo, para conocer esta riqueza, legada de nuestros antepasados. Cuevas rupestres, minas, castros, cascadas de montaña, fuentes y ríos, todos ellos afluentes del río Sil. Templos, torres y fortalezas.

Castaños compartiendo vivencias

Y el saber popular, con las tradiciones y cultura de las gentes que habitaron y habitan este paraíso, a la vez tan duro como bello do Courel.

Souto

Parte de esta cultura son los “soutos“. Centenarios bosques frondosos de “castaños” que proporcionaba la alimentación con su fruto, la “castaña“. Su cultivo organizado, empezó con la llegada de los romanos. Para poder aprovechar mejor la madera y el fruto de los viejos árboles, que desde miles de años poblaban estos bosques. Fue entonces cuando se conoció los “soutos” como cultivo.

Prendido o lume en el sequeiro, delante o pison

En torno a este fruto que alimentaba la población y para su conservación todo el año. Tras la recolección, allá por el mes de octubre. Se guardan en los “Sequeiros“. Unas pequeñas construcciones de piedra, con dos pisos, de madera y rematadas los tejados en pizarra.

Castañas secas

Que se utilizaban para secar y conservar las castañas durante tiempo. Haciendo lume en su planta baja, para que el calor las seque. Antes de ser guardadas para comer durante todo el año. Se les separa la piel de estas en lo que se llama “A Pisa“.

Castañas y bandoxo

Que consiste, en batirlas a golpes metidas en un saco, contra “o pison” (cepo recubierto por un cuero) rompiendo la cascara.

Pisa da castaña

Un último proceso, es separar la piel del fruto y para ello se emplea un “bandoxo“. Que con movimientos de arriba y abajo, peneirar (separar) las cascaras que caen al suelo. Quedando solo las castañas limpias.

Esta tradición ya casi perdida, se quiere poner en auge en la actualidad para recuperar esas tradiciones centenarias en el pueblo de Froxán. En la “Festa da Pisa” que se celebra a principios de diciembre y que este año cumplió su XX Edición.

Fonte do Milagre

Froxán es un pueblo de O Courel, perteneciente a la parroquia de San Vicente de Vilamor, nada más  entrar en él. Lo primero que te encuentras es su famosa “Fonte do Milagre“. Llamada así por sus curativas aguas. Y cerca de ella el río Lor, que baña sus tierras. Declarado por su valor etnográfico “Bien de Interés Cultural“.

Capela de San Vicente de Vilamor

Destaca en el pueblo la “Capela de San Estevo” que dicen asentada sobre un antiguo cementerio celta (Siglo V d.c.). Froxán está en una zona plana entre montañas, con un clima suave y luz. Que beneficia el cultivar las vides, de las que salen el vino do Lor.

Vistas desde Froxán

Un pueblo con pocas casas habitadas, donde se puede contemplar su arquitectura popular. ¡Qué es sabia! Al igual que la de todos los demás pueblos de montaña, que para protegerse de las inclemencias del tiempo, rejuntaban sus casas para darse calor en el invierno y aislarse del calor del verano tras sus muros de pizarra.

Arquitectura popular

Ayudadas a las veces de árboles pegados a ellas. En los frentes de las fachadas sur son muy característicos los “corredores” balcones cubiertos por el tejado, que pueden estar cerrados y algunos se puede acceder a ellos por una escalera de piedra.

Arquitectura popular de Froxán
Otros detalles de sus rincones

Festa da Pisa da Castaña 2018

Plato da Festa da Pisa

Este año fui a conocer la “Festa da Pisa“. Y quede encantada de la tradición cultural de este pueblo gallego. Que valoro enormemente. Además de hacer unos festejos divertidos y muy animados. Con una gastronomía popular de montaña, ¡que esta de rechupete!

Repartiendo el menú

Además de las exhibiciones de Pisado, abandoxado y serrado de la madera. Hay una comida popular con “menú do Pisador” amenizada toda la jornada con música de gaitas y baile.

Comiendo con vistas

Este menú consistía, en un plato de barro lleno de castañaspanceta y chorizo. Y de postre “tarta de castaña“.

Con detalle las castañas

Que podías comprar en el pueblo. Y a la hora de comer, recoger el plato lleno para llevártelo a la mesa o asentarlo, en algún viejo muro de mampostería de pizarra, mientras contemplas el paisaje.

¡Contémplese el paisaje! Uuummm…
Tarta de castaña
Pan, cafés y chupitos

También había mercadillo con productos locales y las habituales pulpeiras con churrasco, pan, vino y café con chupitos. Lumeee…

Otras ricuras de fiesta
Café de pota

Vamos que no falto de nada, hasta el tiempo acompaño. Luciendo el sol toda la jornada, que entre montañas ya se sabe… Se esconde el sol antes, pero el día dio para mucho.

Apalpador de Froxán

Paseándose por Froxán andaba el “Apalpador“. Es la figura mítica de un carbonero, que según la tradición baja la noche del 24 y 31 de diciembre. A tocar el vientre a los niños, para ver si han comido suficiente durante el año… Obsequiándoles con un montón de castañas, deseándoles un feliz año lleno de comida…

Felices Fiestas y os la recomiendo para el año, os va a encantar

XX Festa da Pisa da Castaña en Froxán 2018

Os dejo el cartel de este año. Que se festejó el 8 de Diciembre, con un día de primavera en pleno invierno montañés. Gracias a la asociación Cultural “Fonte do Milagro” y al Concello de Folgoso do Courel por tan ¡estupenda fiesta!
Nos seguimos en redes sociales Ana Bares Lugares

Etiquetas: Folgoso do Courel Lugares Lugo O Courel Pisa da Castaña Turismo Gastronómico

En bicicleta clásica por Ponteceso. Un guiño al pasado con el MELGA en su V Edición en bicicletas clásicas

A casi de acabar el verano un empuje de sol y buen rollo brilló el domingo pasado en Ponteceso. A quien no le vienen esos recuerdos nostálgicos de la famosa serie “verano azul”. ¡¡Pues tal cual!!

Vestidos de época, la pasada, la que te venga mejor de recordar… Aún en vacaciones, para no tener nada que hacer y todo el día para hacerlo…

V Edición del MELGA en Bicicletas Clásicas

Con una propuesta ideal, la “V Edición en Bicicletas Clásicas” paseando por Tierras de Pondal, a la vera del Río Anllóns, en la Ría de Corme-Laxe y en la Comarca de Bergantiños.

Este año como el anterior me apunté a jugar haciendo deporte, junto a un numeroso grupo de participantes, para darnos otro paseo por el histórico Ponteceso.

Carros y carretas

El sábado ya se tuvo ocasión, a bajar en “carros y carretas” por las calles del pueblo. Unos de los juguetes clásicos de la colección del MELGA, junto a otros carros de los participantes, que se apuntaron. Recuperados del recuerdo y para perdurar jugando en la actualidad. Estos clásicos juguetes hechos antaño por chavales, ayudados de padres y abuelos. Que reciclando viejas gomas del zapatero o de alguna cámara de bicicleta, forraban las ruedas del carro. Añadiendo una tabla a la que se le colocaba con ingenio un volante y empujados con la ayuda de alguna cuesta vecinal, se frenaba con los pies los más…

Bicicletas participantes de la ruta

El domingo el turno lo pusieron las “bicicletas” que cada uno aportó y las que también amablemente dejo “Ricardo” (director del MELGA) para poder participar en la ruta.

La partida se hizo desde el Museo, en donde se repartió a los participantes las acreditaciones para adornar las bicicletas, con el letrero de este año y a los ciclistas un bonito “pin” para prender en su ropa.

Vivienda natal de Eduardo Pondal

Armados con gorros y pamelas para el sol. Se inició el recorrido por las calles, hasta llegar a la primera parada. La “vivienda de Eduardo Pondal” que esta pegadita al “Río Anllóns”. Antiguamente conocido en los viejos documentos como “Flumen de Cesso“. Para cruzar el río se localiza a esta altura el Puente que da origen al topónimo. Y en donde las aguas dulces se mezclan con las saladas mareas del Atlántico, antaño importante Puerto.

Ponteceso

Una estampa paisajística desde el Monte Branco nos hace contemplar el Valle de Ponteceso, las marismas del Anllóns y la desembocadura del río, cerrada por una espectacular barra de arena que en marea baja deja su punta al descubierto, con una pequeña isla, entrada a la Ría de Corme y Laxe.

Los jardines de la casa da Ponte

Retornamos a Ponteceso en la “Casa da Ponte” con la visita a sus jardines para sacar algunas fotografías y documentarme de la historia de la casa. Y del más pequeño de la familia Pondal, el famoso poeta conocido como “O Bardo”.

Una paradita en el Pazo

La “Casa da Ponte” fue construida sobre el año 1700 por Don Pedro Sánchez del Pozo (antiguo cura de Cospindo) junto a unas rampas y los muelles para los barcos a la salida del puente. Hoy muy reformado el Pazo, por los familiares del poeta y el paso del tiempo. Sus jardines con árboles centenarios, guarda el Loureiro donde debajo de él. Se dice que se inspiraba el poeta para escribir.

Paseo del Malecón

El recorrido sigue por la vera del Anllóns con marea baja en este momento.

Las Marismas
Contemplando las vistas

Para entrar a unos pocos pedaleos, en las marismas del Malecón. Y contemplando nuevamente la hermosura de paisaje del lugar, que en la actualidad está cercado por un paseo fluvial a modo de dique.

Los presentes y algunos más detrás… Al fondo la Ría

Otra parada para hacer una foto de grupo con fondo la ría. Y seguir dirección a la “Iglesia de San Tirso de Cospindo“.

San Tirso de Cospindo y la Fundación Eduardo Pondal

En donde también se encuentra la “Fundación Eduardo Pondal” un lugar que conserva la arquitectura tradicional Gallega, rodeada de hórreos, cruceiros, palomares y muros bajos de mampostería rodeando las huertas.

Cospindo y su caserío

El paisaje con sus verdes lo invade todo y al paso de las bicicletas dejamos las huertas plantadas y su caserío.

Refrigerio con cortesía en O Cruce

El sol apremia y la sed con la llegada de la hora del vermú nos llevó al avituallamiento de la ruta, pasando por  el “Concello de Ponteceso” en el pedaleo, nuevamente por el “Campo da Feira” y para finalizarlo ya en el pueblo en “O Cruce” para conversar mientras nos tomábamos un refrigerio después del paseo por Ponteceso.

Cortesías de la ruta

En el bar “O Cruce” entre risas y comentarios, después de dar buena cuenta de las tapas de cortesía que nos pusieron con las consumiciones nos esperaba “la mesa“.

A la vera del Anllóns

En un lugar privilegiado a la vera del río Anllóns y del famoso Puente. Un lujo en el mejor lugar histórico. Y amenizados por la orquesta se sonaba a nuestro lado, junto a la exposición de coches de época que estaban expuestos en las Fiestas da Barquiña.

Empanada de carne

Una mesa larga cubierta con un mantel rojo muy discreta… Ocupaba el espacio en el pequeño jardín que hay antes de cruzar el puente. Puestos los servicios, a lo cual ¡ayudamos todos! en un día de campo.

¡¡Bacalao con un tremendo collar de pasas!!

Aparecieron las estrellas del momento. Ayudadas a bajarse del coche como grandes divas de Hollywood, fueron acercadas en brazos a su lugar de presidencia. La larga “mesa roja” de picnic junto al Anllóns. Llevaban de nombre Empanada y de apellidos “Bacalao con pasas” y “Carne“.
Unas tremendas exclamaciones del personal, al ver cómo le quitaban el guarda polvos (envoltorio de papel) y ver todo su espléndido color bronceado, de tiempo de horno.

¡¡¡Bollo!!!

Otro en desprenderse de su guarda polvos fue unos “Bollos Gallegos” que lucían todo su espléndido moño crujiente y se comentaba nacidos en Ponteceso, de exquisito trigo del País…

Perola de callos

Estés hicieron de teloneros a las estrellas principales “Los Callos“.
Tengo que reconocer que pedaleando Galicia, te salen unos callos… Uuuuffff… De lujo.

Servidos en copa de plata

Y estos portados en una gran perola de atrezo que embellecían aún más el lugar, con o Ponte-Ceso de fondo. De ahí el nombre…

Ricooosss…

Al tener que cortar el paso, a la multitud de admiradores que vinieron desde lejos, a ver los callos… Jajajajajajaaa…
¡Después del espectáculo de sabor! entro en la pasarela roja los postres.
Eran dos bollos dulces que estaban buenísimos, sin palabras cuando empezaron su actuación en el pase por mis papilas gustativas, que en este momento estaban babeando con el goloso bocado de los bizcochos… Aaahhh… Se me olvido presentarlos los espectaculares “Bizcochos de naranja y limón

Encaracolado su cuerpo bronceado de horno

Unos autógrafos y unas fotos para el personal porfaaa… Y ahí os los dejo retratados ;))

Acompañado de licor de guindas el bollo de naranja

En esta ocasión, no se remató la pitanza con “café de pota y chupito de licor café” en mesa… Pero si estuvo presente un “licor de guindas” casero, que se coló entre los espectadores, en el gran mantel rojo de la ruta en bicicletas clásicas. ¡¡Gracias!! Un detalle y por supuesto a “la Organización (MELGA) que estuvo de espectáculo como siempre, en esta vuelta a Ponteceso.

Americano pasamos el día con alegriaaaa…

Lástima que se acabó el festival por hoy… Pronto volveremos con más diversión…
Fiestaaaaaasssss…

Carteles de las fiestas 2018

¡Por supuesto el lunes todos a jugar otra vez! Con el primer festival de juegos y deportes tradicionales Gallegos.

Un clásico en A Barquiña

Y si todas estas fiestas te las perdiste. ¡¡¡Apúntate para el año que viene en el MELGA!!!
Avda. de Bergantiños, 65 A Trabe. Os dejo las Coordenadas 43º14´46,9″N   8º53´30,3″W.

V Ruta de Bicicletas Clásicas Ponteceso

Si queréis ver la ruta del año pasado, con más información del Museo pincha en Ponteceso en Bicicleta Clásica 2017

Por el MELGA
¡Muchas Gracias Al Museo MELGA!
¡¡¡Por dejarme jugar con vosotros muchas veces!!!
  • Que ver cerca

– “Mirador de Monte Branco”

Mirador de Monte Branco
Una de las más bonitas vistas da Costa da Morte. La vista alcanza a ver la Ría de Corme-Laxe espectacular. El estuario del río Anllóns que tras pasar por Ponteceso sale al mar Atlántico. Con la ensenada da Insua. Zona de especial protección.

– “Ruta dos Faros”

Cabo y Faro do Roncudo
Una leyenda cuenta… Que los antiguos moradores de la Costa da Morte, salían en las noches de invierno con niebla y lluvia, con sus bueyes. Colgándoles de sus cuernos, faroles encendidos para confundir a los navegantes, que creían llegar a puerto. Cuando lo que se encontraban era acantilados y la muerte. Esta treta era para hacerse con el botín, que las olas acercaban a las playas tras el naufragio…
Gracias a los Faros, que ahora con los satélites casi también están en desuso. Pueden sortear las embarcaciones las agrestes acantilados da Costa da Morte. En una ruta de 200Km. que une Malpica con Fisterra, por el borde del mar. Y ver toda esta zona de Galicia tan salvaje. A poca distancia de Ponteceso está el “Faro del Roncudo” donde se cogen los mejores percebes del mundo… Desde este punto podemos recorrer todo el interior de la ría, las playas de Corme y llegar a las dunas de la Barra y al estuario del Anllóns. Un paraíso de los miles de Galicia.

– “Playa de Balarés”

Playa y pinar de Balarés
A los pies de Monte Blanco, esta bonita playa resguardada, se divide en dos calas. Con un gran pinar que rodea el arenal y que se presta para comidas campestres, con mesas y bancos de piedra. También tiene los restos de lo que fue un pequeño Puerto-embarcadero que sirvió para el contrabando y trasporte del titanio, que se extraía de una mina en 1936. Fuente de riqueza de la zona, hasta su cese en los años 60.

– “Pedra da Serpe”

Pedra da Serpe

En el lugar de Gondomir. Una milenaria “piedra” de origen desconocido, con una serpiente alada. Tallada en la roca de la base, se cree para cultos precristianos, más tarde fue sobrepuesta la cruz, que hoy podemos ver en el conjunto. Cuenta una leyenda, que Santo Adrián patrón de esta parroquia, libro a esta tierra de una plaga de serpientes… Al petar fuertemente con el pie en el suelo y hacerlas desaparecer todas, quedando encantadas bajo esta piedra. Estos cultos paganos fueron cristianizados por la iglesia…

El Cruceiro

Os dejo las coordenadas de “A Pedra da Serpe” 43º15´52,6″N   8º56´33,0″W

¡¡¡Hermosuras Gallegas!!!

Más Información y turismo de Ponteceso en este enlace.

Gracias por leerme también en Facebook e Instagram
Ana Bares Lugares (perfil más dicharachero)
Bares y más Lugares (Publicaciones del Blog)
Baresymaslugares2 (Instagram)
1 2