Soledad de soledades de un hombre. Ni tan bueno, ni tan tonto, ni tan malo. Por Manuel Tato

Soy consciente que una mayoría de las llamadas feministas, defensoras a ultranza de la mujer, poseedoras de los que ellas creen la verdad, podrán poner el grito en el cielo, porque un hombre cabal, no arrima el ascua a su sardina, defiende el honor y la verdad de las mujeres, algunas feministas podrán colgarle la etiqueta de machista, sin embargo, es un caballero porque así se lo inculcado una mujer, mi madre,  desde la cuna. Leer más