Tractorada contra la mina de Touro y O Pino mañana 25 de febrero

El proyecto de extracción de cobre que hay previsto en los concellos de Touro y O Pino, a cargo de la multinacional Atalaya Mining, está suscitando una fuerte oposición vecinal.

La dimensión prevista para el proyecto, que ocuparía en una primera fase 2.000 hectáreas de superficie, representa un problema tanto para los vecinos como para las explotaciones ganaderas, que perderían parte de su base territorial y temen efectos secundarios de la mina, como la contaminación de las aguas o las consecuencias del polvo en suspensión que generará la actividad minera.

La plataforma vecinal Mina Touro O Pino Non, que lleva desde el otoño desarrollando acciones contra el proyecto, ha convocado para el domingo 25 de febrero una tractorada que saldrá de la antigua balsa minera de Angumil y que acabará ante el Concello de Touro. Se espera la participación de buena parte de las explotaciones ganaderas de la comarca.

Desde el Sindicato Labrego, una de las organizaciones que apoya la protesta, calculan que en los concellos de Touro y O Pino hay unas 200 explotaciones ganaderas con 5.000 reses.

“El área afectada por el proyecto minero amenaza el empleo directo en la ganadería de alrededor de 160 personas”, calculan en el Sindicato Labrego. La organización pone en cuestión los supuestos beneficios que generaría la mina por la creación de empleo y apunta a los negativos impactos que tendrá en la actual económía local.

La organización agraria destaca casos como el de las parroquias de Bama o Loxo, con granjas profesionalizadas, con gente joven y que alcanzaron una cierta dimensión en los últimos años.

1 2 3 45