En bicicleta clásica por Ponteceso. Un guiño al pasado con el MELGA en su V Edición en bicicletas clásicas

A casi de acabar el verano un empuje de sol y buen rollo brilló el domingo pasado en Ponteceso. A quien no le vienen esos recuerdos nostálgicos de la famosa serie “verano azul”. ¡¡Pues tal cual!!

Vestidos de época, la pasada, la que te venga mejor de recordar… Aún en vacaciones, para no tener nada que hacer y todo el día para hacerlo…

V Edición del MELGA en Bicicletas Clásicas

Con una propuesta ideal, la “V Edición en Bicicletas Clásicas” paseando por Tierras de Pondal, a la vera del Río Anllóns, en la Ría de Corme-Laxe y en la Comarca de Bergantiños.

Este año como el anterior me apunté a jugar haciendo deporte, junto a un numeroso grupo de participantes, para darnos otro paseo por el histórico Ponteceso.

Carros y carretas

El sábado ya se tuvo ocasión, a bajar en “carros y carretas” por las calles del pueblo. Unos de los juguetes clásicos de la colección del MELGA, junto a otros carros de los participantes, que se apuntaron. Recuperados del recuerdo y para perdurar jugando en la actualidad. Estos clásicos juguetes hechos antaño por chavales, ayudados de padres y abuelos. Que reciclando viejas gomas del zapatero o de alguna cámara de bicicleta, forraban las ruedas del carro. Añadiendo una tabla a la que se le colocaba con ingenio un volante y empujados con la ayuda de alguna cuesta vecinal, se frenaba con los pies los más…

Bicicletas participantes de la ruta

El domingo el turno lo pusieron las “bicicletas” que cada uno aportó y las que también amablemente dejo “Ricardo” (director del MELGA) para poder participar en la ruta.

La partida se hizo desde el Museo, en donde se repartió a los participantes las acreditaciones para adornar las bicicletas, con el letrero de este año y a los ciclistas un bonito “pin” para prender en su ropa.

Vivienda natal de Eduardo Pondal

Armados con gorros y pamelas para el sol. Se inició el recorrido por las calles, hasta llegar a la primera parada. La “vivienda de Eduardo Pondal” que esta pegadita al “Río Anllóns”. Antiguamente conocido en los viejos documentos como “Flumen de Cesso“. Para cruzar el río se localiza a esta altura el Puente que da origen al topónimo. Y en donde las aguas dulces se mezclan con las saladas mareas del Atlántico, antaño importante Puerto.

Ponteceso

Una estampa paisajística desde el Monte Branco nos hace contemplar el Valle de Ponteceso, las marismas del Anllóns y la desembocadura del río, cerrada por una espectacular barra de arena que en marea baja deja su punta al descubierto, con una pequeña isla, entrada a la Ría de Corme y Laxe.

Los jardines de la casa da Ponte

Retornamos a Ponteceso en la “Casa da Ponte” con la visita a sus jardines para sacar algunas fotografías y documentarme de la historia de la casa. Y del más pequeño de la familia Pondal, el famoso poeta conocido como “O Bardo”.

Una paradita en el Pazo

La “Casa da Ponte” fue construida sobre el año 1700 por Don Pedro Sánchez del Pozo (antiguo cura de Cospindo) junto a unas rampas y los muelles para los barcos a la salida del puente. Hoy muy reformado el Pazo, por los familiares del poeta y el paso del tiempo. Sus jardines con árboles centenarios, guarda el Loureiro donde debajo de él. Se dice que se inspiraba el poeta para escribir.

Paseo del Malecón

El recorrido sigue por la vera del Anllóns con marea baja en este momento.

Las Marismas
Contemplando las vistas

Para entrar a unos pocos pedaleos, en las marismas del Malecón. Y contemplando nuevamente la hermosura de paisaje del lugar, que en la actualidad está cercado por un paseo fluvial a modo de dique.

Los presentes y algunos más detrás… Al fondo la Ría

Otra parada para hacer una foto de grupo con fondo la ría. Y seguir dirección a la “Iglesia de San Tirso de Cospindo“.

San Tirso de Cospindo y la Fundación Eduardo Pondal

En donde también se encuentra la “Fundación Eduardo Pondal” un lugar que conserva la arquitectura tradicional Gallega, rodeada de hórreos, cruceiros, palomares y muros bajos de mampostería rodeando las huertas.

Cospindo y su caserío

El paisaje con sus verdes lo invade todo y al paso de las bicicletas dejamos las huertas plantadas y su caserío.

Refrigerio con cortesía en O Cruce

El sol apremia y la sed con la llegada de la hora del vermú nos llevó al avituallamiento de la ruta, pasando por  el “Concello de Ponteceso” en el pedaleo, nuevamente por el “Campo da Feira” y para finalizarlo ya en el pueblo en “O Cruce” para conversar mientras nos tomábamos un refrigerio después del paseo por Ponteceso.

Cortesías de la ruta

En el bar “O Cruce” entre risas y comentarios, después de dar buena cuenta de las tapas de cortesía que nos pusieron con las consumiciones nos esperaba “la mesa“.

A la vera del Anllóns

En un lugar privilegiado a la vera del río Anllóns y del famoso Puente. Un lujo en el mejor lugar histórico. Y amenizados por la orquesta se sonaba a nuestro lado, junto a la exposición de coches de época que estaban expuestos en las Fiestas da Barquiña.

Empanada de carne

Una mesa larga cubierta con un mantel rojo muy discreta… Ocupaba el espacio en el pequeño jardín que hay antes de cruzar el puente. Puestos los servicios, a lo cual ¡ayudamos todos! en un día de campo.

¡¡Bacalao con un tremendo collar de pasas!!

Aparecieron las estrellas del momento. Ayudadas a bajarse del coche como grandes divas de Hollywood, fueron acercadas en brazos a su lugar de presidencia. La larga “mesa roja” de picnic junto al Anllóns. Llevaban de nombre Empanada y de apellidos “Bacalao con pasas” y “Carne“.
Unas tremendas exclamaciones del personal, al ver cómo le quitaban el guarda polvos (envoltorio de papel) y ver todo su espléndido color bronceado, de tiempo de horno.

¡¡¡Bollo!!!

Otro en desprenderse de su guarda polvos fue unos “Bollos Gallegos” que lucían todo su espléndido moño crujiente y se comentaba nacidos en Ponteceso, de exquisito trigo del País…

Perola de callos

Estés hicieron de teloneros a las estrellas principales “Los Callos“.
Tengo que reconocer que pedaleando Galicia, te salen unos callos… Uuuuffff… De lujo.

Servidos en copa de plata

Y estos portados en una gran perola de atrezo que embellecían aún más el lugar, con o Ponte-Ceso de fondo. De ahí el nombre…

Ricooosss…

Al tener que cortar el paso, a la multitud de admiradores que vinieron desde lejos, a ver los callos… Jajajajajajaaa…
¡Después del espectáculo de sabor! entro en la pasarela roja los postres.
Eran dos bollos dulces que estaban buenísimos, sin palabras cuando empezaron su actuación en el pase por mis papilas gustativas, que en este momento estaban babeando con el goloso bocado de los bizcochos… Aaahhh… Se me olvido presentarlos los espectaculares “Bizcochos de naranja y limón

Encaracolado su cuerpo bronceado de horno

Unos autógrafos y unas fotos para el personal porfaaa… Y ahí os los dejo retratados ;))

Acompañado de licor de guindas el bollo de naranja

En esta ocasión, no se remató la pitanza con “café de pota y chupito de licor café” en mesa… Pero si estuvo presente un “licor de guindas” casero, que se coló entre los espectadores, en el gran mantel rojo de la ruta en bicicletas clásicas. ¡¡Gracias!! Un detalle y por supuesto a “la Organización (MELGA) que estuvo de espectáculo como siempre, en esta vuelta a Ponteceso.

Americano pasamos el día con alegriaaaa…

Lástima que se acabó el festival por hoy… Pronto volveremos con más diversión…
Fiestaaaaaasssss…

Carteles de las fiestas 2018

¡Por supuesto el lunes todos a jugar otra vez! Con el primer festival de juegos y deportes tradicionales Gallegos.

Un clásico en A Barquiña

Y si todas estas fiestas te las perdiste. ¡¡¡Apúntate para el año que viene en el MELGA!!!
Avda. de Bergantiños, 65 A Trabe. Os dejo las Coordenadas 43º14´46,9″N   8º53´30,3″W.

V Ruta de Bicicletas Clásicas Ponteceso

Si queréis ver la ruta del año pasado, con más información del Museo pincha en Ponteceso en Bicicleta Clásica 2017

Por el MELGA
¡Muchas Gracias Al Museo MELGA!
¡¡¡Por dejarme jugar con vosotros muchas veces!!!
  • Que ver cerca

– “Mirador de Monte Branco”

Mirador de Monte Branco
Una de las más bonitas vistas da Costa da Morte. La vista alcanza a ver la Ría de Corme-Laxe espectacular. El estuario del río Anllóns que tras pasar por Ponteceso sale al mar Atlántico. Con la ensenada da Insua. Zona de especial protección.

– “Ruta dos Faros”

Cabo y Faro do Roncudo
Una leyenda cuenta… Que los antiguos moradores de la Costa da Morte, salían en las noches de invierno con niebla y lluvia, con sus bueyes. Colgándoles de sus cuernos, faroles encendidos para confundir a los navegantes, que creían llegar a puerto. Cuando lo que se encontraban era acantilados y la muerte. Esta treta era para hacerse con el botín, que las olas acercaban a las playas tras el naufragio…
Gracias a los Faros, que ahora con los satélites casi también están en desuso. Pueden sortear las embarcaciones las agrestes acantilados da Costa da Morte. En una ruta de 200Km. que une Malpica con Fisterra, por el borde del mar. Y ver toda esta zona de Galicia tan salvaje. A poca distancia de Ponteceso está el “Faro del Roncudo” donde se cogen los mejores percebes del mundo… Desde este punto podemos recorrer todo el interior de la ría, las playas de Corme y llegar a las dunas de la Barra y al estuario del Anllóns. Un paraíso de los miles de Galicia.

– “Playa de Balarés”

Playa y pinar de Balarés
A los pies de Monte Blanco, esta bonita playa resguardada, se divide en dos calas. Con un gran pinar que rodea el arenal y que se presta para comidas campestres, con mesas y bancos de piedra. También tiene los restos de lo que fue un pequeño Puerto-embarcadero que sirvió para el contrabando y trasporte del titanio, que se extraía de una mina en 1936. Fuente de riqueza de la zona, hasta su cese en los años 60.

– “Pedra da Serpe”

Pedra da Serpe

En el lugar de Gondomir. Una milenaria “piedra” de origen desconocido, con una serpiente alada. Tallada en la roca de la base, se cree para cultos precristianos, más tarde fue sobrepuesta la cruz, que hoy podemos ver en el conjunto. Cuenta una leyenda, que Santo Adrián patrón de esta parroquia, libro a esta tierra de una plaga de serpientes… Al petar fuertemente con el pie en el suelo y hacerlas desaparecer todas, quedando encantadas bajo esta piedra. Estos cultos paganos fueron cristianizados por la iglesia…

El Cruceiro

Os dejo las coordenadas de “A Pedra da Serpe” 43º15´52,6″N   8º56´33,0″W

¡¡¡Hermosuras Gallegas!!!

Más Información y turismo de Ponteceso en este enlace.

Gracias por leerme también en Facebook e Instagram
Ana Bares Lugares (perfil más dicharachero)
Bares y más Lugares (Publicaciones del Blog)
Baresymaslugares2 (Instagram)

A Ruta de Tapas Malpica Sabe a Mar coa participación de 10 locais de hostalaría

Por terceiro ano consecutivo, a Concellería de Promoción Económica e o sector hostaleiro de Malpica unen esforzos para desenvolver unha iniciativa conxunta que enlaza tres sectores fundamentais da economía local: a pesca, a hostalería e a olería. A iniciativa, promovida pola concelleira Pilar Doldán, vai a máis, e este ano a Ruta de Tapas Malpica Sabe a Mar contará coa participación de 10 establecementos, que do 21 ao 23 deste mes tratarán de sorprendernos cunhas exquisitas elaboracións moi malpicás. Leer más

Ruta dos Muiños do Batán-Val do Bárcia

14 Muiños y un Batán, que molían el pan para Carral…

En O Val do Bárcia Carral, A Coruña

Estando en Galicia el agua aflora en los verdes de su tierra. Gracias a su climatología podemos disfrutar de los mil ríos y fuentes y de los numerosos acuíferos. Que junto a la destreza del hombre para saber aprovechar aún más esta riqueza natural, construyo Muiños. Unas construcciones singulares y ahora centenarias, que podemos disfrutar en la actualidad en las numerosas “rutas de senderismo” que hay en las Rías Gallegas.

Muiño de canal en el río Abelleira

Estas construcciones centenarias dieron prosperidad a pueblos y aldeas para su alimentación, sacándoles el máximo provecho a los ríos, arroyos, fuentes, rías y a las mareas.
Ya os tengo contado en el Blog de numerosas “Rutas por Muiños” y de los “Muiños-Bares” tan actuales. Reinventándose en provecho de esas construcciones en piedra tan bien aparejadas y situadas. Que resistieron el gran empuje de las aguas, inundaciones y a saber que historias nos podían contar…
Estos que os presento hoy son 14 Muiños construidos desde el S.XVIII que trabajaban con la fuerza del “Río Abelleira o Rego do Batán” que es afluente del Río Barcés en el “Val do Bárcia“.
O Val do Bárcia, está en el Concello de Carral y franqueado por el Monte Xalo.
Este tramo de muiños tiene un recorrido de 350m. y está dentro de la ruta circular PR-G101 del Roteiro Mariñán.
¿Te apuntas al paseo? Como sé que te vienes con migo…

Dirección Muiños do Batán

Comenzamos aparcando el coche delante de la casa de turismo rural “Costa da Égoa” situada en Hérves-Carral.

Casa del molinero Francisco “Costa da Égoa”

Una casa rustica en donde puedes disfrutar de su hostelería que ya os hablo más adelante de ella. Además de formar parte del conjunto de muiños y este concretamente era conocido por la “Casa del molinero Francisco“.
El recorrido es fácil y bien indicado en los paneles informativos. Para los más cómodos os cuento que también podéis acceder a esta ruta y ver todo lo que ofrece, desplazándoos cómodamente en bicicleta o en coche…

Muiño de Espiñeira

Empezamos por el Muiño más alto, donde se encuentra el aula de interpretación, es el “Muiño de Espiñeira” que sirve de apoyo didáctico al conjunto.

Puente del Rego do Batán o Río Abelleira

Siguiendo el río en su trayectoria de descenso, está pegado un “Puente” el cual atravesaremos después de ver los muiños.

Del grupo antiguo el 2º fachada posterior

Los siguientes en aparecer son un grupo de cuatro muiños de los más antiguos, con una gran puesta en escena de la ingeniería popular son del S. XVIII y están intercomunicados entre ellos por “canales” construidos en un gran desnivel, formando pequeñas Fervenzas.

Fachada principal del 2º
(Aliviadoiro) del 2º Muiño en un risco de los más pendientes del recorrido
Fervenzas de verano a la altura del 2º
El 3º Muiño, canalización de madera al rodezno
Fachada de entrada 3º Muiño
Ya asoma el 4º Muiño por su alzado posterior
El 4º Muiño de frente a su puerta
Vista del grupo más antiguo de cuatro Muiños

Pasados estos cuatro.

Fervenzas a la altura del 4º Muiño da Costa da Égoa

Nos encontramos otro conjunto de tres muiños, estos construidos en el primer tercio del siglo XX con un mayor rendimiento que los anteriores, lo que ayudo el aporte de novedades como el cemento. Para la construcción de grandes “cubos o depósitos.

Para salvar la pendiente, a la altura del 5º Muiño (sin cubierta)
Guiados por un sendero con barandillas de cuerda

El siguiente muiño de este grupo (el 5º) nos abre su interior para mostrarnos su “Moa sobre o Pe” de piedra, donde aún podemos ver el “erguedoiro” que activa el mecanismo del “rodicio” al aliviadoiro.

(5º) Muiño del grupo del primer tercio del siglo XX
Interior del 5º Muiño

Os dejo unos detalles en su interior y los canales que surten el pozo del siguiente.

Detalles del Muiño y del canal que nos lleva al Pozo del siguiente

Pero antes de hablaros del siguiente muiño… A su vera un salto en una represa, me deja con la boca abierta al contemplar desde una pasarela de madera, una de las más bonitas estampas de esta ruta.

Pasarela a la otra orilla
Fervenza al pie del 5º Muiño desde la pasarela de madera

A esta altura del paseo, encontramos el primer “gran pozo” en la parte trasera del “Vello Muiño de Pozo” y que hace de Centro de Interpretación.

Pozo del “Vello Muiño” Centro de Interpretación
Detalles del Pozo del 6º Muiño
Fachada principal Centro de Interpretación (Muiño de pozo)

El siguiente es el un “Muiño duplo” con otro gran pozo a sus espaldas. En mal estado de conservación, le falta la cubierta y el pozo apenas se ve por la maleza. Pero nos deja desde su posición otra bonita estampa de otra Fervenza.

Fervenza en el camino de descenso de los Muiños do Batán
“Muiño Duplo” de Pozo

En la primera mitad del S.XX se construye un pequeño salto Hidroeléctrico. Una “tecnología preindustrial” que a inicios del siglo, fue aprovechada para colocar una dinamo y producir energía eléctrica… Y todo esto, para la época… ¡¡¡Empezando la electricidad!!!… El protagonismo en este grupo lo tuvieron dos muiños el “Área de turbina” o “Muiño de Ponte-Ferreira“.

“Muiño de Ponte-Ferreira

Aprovechando el conocimiento de los otros muiños antiguos y fruto del saber popular. Se obtuvo energía eléctrica. Otras Fervenzas nos salen en el camino hasta llegar al próximo “Muiño” y ultimo de este grupo. Está en abandono, cubierto por enredaderas y sin tejado, pero forma parte de un paisaje de gran belleza.

El ultimo Muiño de grupo

Distanciado de los otros muiños siguiendo el río Abelleira, nos lleva a una Fervenza de más de cien metros de altura. Que podemos ver desde su inicio, siguiendo por el sendero y un canal al “Mirador da Fervenza do Batán” a lo alto de esta.

Hacia el Mirador da Fervenza do Batán

A sus pies se encuentra el “Muiño do Batán” (para poder acceder a este, tenemos que retornar el camino hecho y coger el primer puente frente al “Muiño de Espiñeira” que os hable al principio). Aquí las aguas del Rego precipitándose por una gran pendiente, siguen sendero para unirse con las del Río Barcés.

Inicio da Fervenza do Batán

Todos estos muiños son los que abastecían la molienda, para hacer en los hornos de Carral y Hérves el famoso “Pan de Carral”.

Subida a Monte-Meán

La ruta prosigue atravesando el río Abelleira, con una “buena subida” por una pista a Monte-Meán, en donde disfrutaras con las hermosas vistas del Valle.

Vistas del Valle de Bárcia en la subida a Monte-Meán

Formado geológicamente por rocas duras y blandas sobre las cuales actuó la erosión del viento y el agua, formando los cañones que ahora podemos disfrutar.

Capilla de San Pedro Rubieiro

El camino nos lleva a la “Capilla de San Pedro de Rubieiro” del S. XVI uno de los templos más antiguos del Concello de Carral. La actual Capilla fue construida en 1751, en un momento de bonanza, provocada por la gran productividad do Val do Bárcia. En la actualidad está rodeada de un Área Recreativa con barbacoas y mesas. Antaño fue colocada en un lugar estratégico dominando el Valle y el “Camino Vello a Santiago“.

Alzado lateral de San Pedro Rubieiro

En la edad media, serbia de cobijo a peregrinos que hacían el Camino. Para edificarla fue preciso un gran desmonte y aterrazar una ladera de pendiente muy acusada, que se encuentra en uno de los puntos más altos del recorrido al que se puede llegar en coche… Tiene dos romerías al año San Pedro Grande y San Pedro Pequeño, lo cual favoreció su conservación.

Detalles del Lugar

En el lugar también hay una pequeña “canalización” que viene del “Rego de San Pedro” y surte a la “Fuente de San Pedro de Rubieiro” y a un pequeño “Muiño” localizado a esta altura, que trabaja también con el agua de una pequeña cascada localizada por encima de él. Seguimos el camino dejando atrás este lugar de ensueño para llegar a la aldea de Chamoso. Donde un poco más adelante esta “O Muiño de Batán” (Sin fotografías).
Este Muiño es el que da nombre a la ruta y al lugar. Y en donde la dejamos en lo alto del mirador da Fervenza y que ahora cae a su lado sin apreciar su tamaño por la vegetación.

Mirador Fervenza do Batán

Los muiños de Batán se usaban para tupir la trama de las prendas, que solían ser mantas. De estos ya os hable en los “Batanes e Muiños do Mosquetín” en Vimianzo ¡Aquí!

Pazo das Cadeas

Seguimos camino y nos encontramos dos Pazos, el primero el “Pazo das Cadeas“.
En Hérves de Abaixo, en la parroquia de Beira. También está en el Viejo Camino Ingles a Santiago de Compostela, es del siglo XVI.

En el portalón de su entrada

Llamado así por las “gruesas cadenas” que están a su entrada. En el que paso en 1680 una noche “María Ana de Neoburgo” prometida de Carlos II que viene para casarse. Arribado en el Puerto de Ferrol sus navíos junto su comitiva, encamino hacia A Coruña. Donde es acogida con fiestas la nueva reina. Continúa viaje a Santiago de Compostela para visitar el Apóstol. El tiempo tormentoso le hace pasar la noche en el Pazo de Hérves, donde es acogida y agasajada con las mejores e improvisadas viandas. Mejorado el tiempo emprende el viaje agradeciendo al hidalgo Don Rodrigo de Basante ou Basanta, el trato recibido. Pasado poco tiempo Don Rodrigo recibe noticias de su rey. Que le otorga “Derecho Real de Cadeas” como agradecimiento. Las mismas que están en la entrada principal del Pazo.

Derecho Real de Cadeas

Desde esta fecha pasa a llamarse “Pazo das Cadeas” un gran honor y da derecho de asilo. Guarda también leyendas referentes a las cadeas. El Pazo perteneció, a las familias Quiroga, Valdes o Quindóns. Y en las guerras carlistas fue utilizado como prisión. Uuuffff… ¡¡Que historia!!

Fachada principal patio de entrada

La de la actualidad es más bonita, tuve la suerte de poder acceder a su interior. La entrada principal está presidida por un gran patio, en donde luce un majestuoso cruceiro y una Capilla. En lo alto de un muro pegado a su portalón de entrada. Un gran hórreo otea en lo alto desde su emplazamiento, en las antiguas huertas ahora convertidas en jardines, todo el patio y el frente del Pazo. Los jardines con robles, castaños y otros árboles de gran porte con un recuperado palomar para otro uso que esta allegado al hórreo.

Detalles del interior del Pazo das Cadeas

Hoy en día sigue recibiendo comensales pero para eventos… Ya que funciona como restaurante en sus jardines.

Lavadero y Fuente extramuros del Pazo das Cadeas

Bordeando el Pazo está la entrada de servicio y en la parte trasera de sus muros un “lavadero con Fuente” surte este pequeño rincón pegado al Pazo.

Pazo da Ribeira

Un poco más adelante ya fuera de esta ruta, en el lugar da Ribeira en la parroquia de San Pedro de Quembre a la vera del Río Barcés está el “Pazo da Ribeira“.

Capilla de San Xoán Bautista

Pegadito al río, que atraviesa sus fincas y jardines con laberintos de buxos y tres fuentes de piedra. El escudo con las armas de Salazar y Alvarado en la fachada que da al jardín. Con Capilla dedicada a San Xoán Bautista. Estos jardines y el Pazo son de uso privado.

El Río Barcés atraviesa las tierras del Pazo da Ribeira

Se puede localizar fácilmente en coche de no poder ir a pie…

Tramo final hacia el punto de partida en Costa da Égoa

Retomando la ruta por donde vinimos sin llegar a cruzar este Puente del Pazo. Por el siguiente cruce a la izquierda, atravesando nuevamente por otro Puente en el río Barcés. Que nos conduce por una pista forestal, nuevamente a “Costa da Égoa” donde se encuentra nuestro punto de partida. En donde unos refrigerios ¡¡son lo que toca!!

Refrigerios en Costa da Égoa (Cerveza y café con hielo)

En la “Casa de turismo rural Costa da Égoa” ya estuve en varias ocasiones. Este es otro de los Muiños-Bares que os tengo que contar pronto, junto a uno de sus menús caseros. Y de los ricos callos, que ponen los domingos por cortesía, con la consumición. Pero eso lo dejo para otro post próximo para descansaros de la ruta… Jejejeeee…
¡Espero os gustara y la recorráis próximamente! Comentaros, que dependiendo de la estación. El caudal del río Abelleira varia, no pudiendo pasar en invierno por algunos muiños de la ruta… La mejor estación es a principios de primavera para ver su esplendor y las bonitas cascadas que forma el río en sus desniveles.
* Os puede interesar la historia y ruta de otros Muiños-Bares. Y en este enlace los podéis ojear Bares en Muiños

  • Otras rutas en la zona

– “Roteiro Mariñán-Costa da Égoa”

Ruta PR-G 101 Ruta dos Muiños do Batán-Val do Bárcia

Esta ruta de 12Km. con la unión de dos tramos uno lineal y otro circular, del que os hable. La otra variante empieza en la Iglesia de Santo Estevo de Paleo, recorre parte del Monte Xalo por el antiguo Camino de Santiago para enlazar en Chamoso. En el recorrido se pueden ver los Pazos de Esperante y Vilasuso. Y el circular enlaza en Chamoso y se encamina hacia Batán, Pazo das Cadeas, para alcanzar los Muiños da Costa da Égoa y seguir el recorrido contado.
– “Roteiro por la vera do Río Barcés

Esta ruta de 4,6Km. Comienza en la carretera AC-106 recorriendo el río por una senda de pescadores entre árboles y prados, con algún muiño como el “Muiño das Cabras” junto al puente del mismo nombre.

– “El Camino Ingles a Santiago de Compostela

Casa donde paso noche Felipe II

En este Concello empieza el trayecto en Lameira, circulando por carretera asfaltada por Corpo Santo, Sergude y Cañas. Se encuentra en el Camino un área de descanso en Lameira y el albergue de peregrinos en Sergude, también pasamos por el río Brexa y podemos contemplar la arquitectura típica de la zona con hermosos paisajes. Se abandona este Concello para adentrarse en Sarandóns en el Concello de Abegondo. Donde se pasa por delante de la Casa donde paso noche Felipe II en 1554, para volver a adentrarse en el Concello de Carral. En O Peito de Beira, donde hay una fuerte pendiente que la compensa en lo alto, las vistas de las rías de A Coruña, Ares, y Ferrol. Se cruza la carretera C-542 para circular por el camino que lleva a Bruma en Las Travesas, donde cerca hay un área de descanso y se sale de este Concello de Carral.

* Información obtenida de los paneles informativos en la ruta. La página web del Concello de Carral y algo de historia leída.
  • Para comer cerca

En el Blog tengo publicado.
– “O Muiño Vello

Calamares del Muiño Vello en Carral

Esta vinoteca en Carral tiene una estupenda cocina y unas ricas tapas de cortesía. En su pequeña carta que esta ¡todo delicioso! Aquí os cuento de O Muiño Vello

– Casa de turismo rural Costa da Égoa

Callos de cortesía en Costa da Égoa

¡Próximamente! ;))

Me podéis seguir en mis dos perfiles de Facebook y en Instagram.
Ana Bares Lugares
Bares y más Lugares
Bares y más Lugares

A 12ª edición do ‘Outono Gastronómico en Turismo Rural’ contará coa participación de 86 establecementos e 172 menús diferentes

A proposta desenvolverase do 14 de setembro ao 16 de decembro con prezos que van desde os 30 euros aos 300 en función da modalidade elixida polo viaxeiro. Ao longo das súas 11 edicións anteriores, preto de 60.000 persoas participaron xa no ‘Outono Gastronómico’, que foi premiado na edición de Fitur de 2016 Leer más

1 2 3 6