Pederastia en la Iglesia, inmatriculaciones y PP

El pasado viernes La Sexta informó con detalle sobre las inmatriculaciones de bienes inmuebles realizadas por la Iglesia católica española durante los últimos 20 años gracias a una ley aprobada por el primer gobierno de Aznar. En una de las páginas oficiales de la propia Iglesia en Internet, la de su campaña publicitaria para recaudar dinero que han denominado “Por tantos”, se dice lo siguiente: Leer más

Para vender bombas mata niños quiero un referéndum

Cualquier niño es mi niño, maldita bomba, mi bomba, que rompe en mil granos el desierto,

en mil agujas de sal el mar que me rodea,

y en mil odios mis deseos.

Se empapan de sangre las suelas de mis botas camperas.

En el oasis tropiezo con manos que no juegan, pero que me señalan sin dedos, tan pequeños como eran.

No lloro. Ya no recuerdo como se lloraba.

A ciegas toco su cadáver porque no quiero verlo mientras tiembla.

Pero está aquí, conmigo. Se que me mira, triste, mientras rinde lentamente su mirada.

Escucho el bombardeo a un millón de kilómetros, allí abajo, donde rompo vidas nuevas a destajo.

Pero no lo paro porque ordeno y mando.

Tengo la cara quemada y un alma que no siento porque es un témpano de hielo.

Mientras los pocos cuentan beneficios, los muchos se confunden fabricando misiles perfectos.

Los testigos suspiran, haciéndose los muertos.

Llevo un trozo de niño en la mochila de salir huyendo.

Ahora me miro y por fin me atrevo.

Sí, lo veo, todavía tengo manos. Algo podré hacer para no seguir matando.

Quiero ser como antes, cuando amaba mis derrotas y la vida me dolía.

Quiero ganarme la noche.

Quiero soñar tranquilo.

Quiero decidir como un hombre,

o morir como un niño.

El rey, los militares franquistas y Catalunya

A finales de julio muchos especulaban sobre los decibelios que alcanzaría el abucheo de cientos de miles de catalanes al paso de un rey que, acompañado de Sánchez y otras autoridades, desfilaría por Barcelona el viernes 17 de agosto, con ocasión del primer aniversario de los atentados de Las Ramblas y Cambrills. Cuando usted lea esto es probable que lo imprevisible ya haya ocurrido Leer más

Puede que Pablo Casado solo quiera parecer peligroso

Y, a continuación, la primera pregunta que debemos hacernos es si en lugar de parecer realmente lo es y, en ese caso, la segunda sería saber hasta qué punto estaría dispuesto a llegar, deseando por nuestra parte que la insaciabilidad que manifiesta solo sea resultado pasajero del entusiasmo de quién en dos días, y mucho antes de lo que podía esperar, ha conseguido el cielo deseado. Por cierto, gracias a una decisión por sorpresa del adversario que ya ha superado el siguiente escalón que él también quiere subir. Por tanto, a nadie debe tanto Casado como a Pedro Sánchez, una clase de deuda imposible de reconocer qué en las peores personas alimenta el odio, según nos cuentan la historia y los psicólogos. Nuestro sujeto de hoy podría ser una de ellas, alguien que justifica sus actos diciendo que la ética exigible la marca la justicia. Leer más